Viernes de Cuaresma: Via Crucis.

Los cuatro viernes de cuaresma se realizará un via crucis en el Real Santuario de San José de la Montaña.

Imagen de cristo crucificado en el Real Santuario de San José de la Montaña. Barcelona.
Imagen de cristo crucificado en el Real Santuario de San José de la Montaña. Barcelona.

A las  19h en el Santuario de San José de la Montaña la Congragación de Madres de Desamparados realiza un Via Crucis en la iglesia principal del Santuario. La celebración está abierta a cualquiera que desee participar.

Oración:

1ª Estación: Jesús sentenciado a muerte

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Sentenciado y no por un tribunal, sino por todos. Condenado por los mismos que le habían aclamado poco antes. Y El calla… Nosotros huímos de ser reprochados. Y saltamos inmediatamente…

Dame, Señor, imitarte, uniéndome a Ti por el Silencio cuando alguien me haga sufrir. Yo lo merezco. ¡Ayúdame! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

2ª Estación: Jesús cargado con la cruz

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Que yo comprenda, Señor, el valor de la cruz, de mis pequeñas cruces de cada día, de mis achaques, de mis dolencias, de mi soledad.

Dame convertir en ofrenda amorosa, en reparación por mi vida y en apostolado por mis hermanos, mi cruz de cada día. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

3ª Estación: Jesús cae, por primera vez, bajo el paso de la cruz

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Tú caes, Señor, para redimirme. Para ayudarme a levantarme en mis caídas diarias, cuando después de haberme propuesto ser fiel, vuelvo a reincidir en mis defectos cotidianos. ¡Ayúdame a levantarme siempre y a seguir mi camino hacia Ti! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

4ª Estación: Encuentro con la Virgen

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Haz Señor, que me encuentre al lado de tu Madre en todos los momentos de mi vida.

Con ella, apoyándome en su cariño maternal, tengo la seguridad de llegar a Ti en el último día de mi existencia. ¡Ayúdame Madre! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

5ª Estación: el Cirineo ayuda al Señor a llevar la Cruz

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Cada uno de nosotros tenemos nuestra vocación, hemos venido al mundo para algo concreto, para realizarnos de una manera particular.

¿Cuál es la mía y cómo la llevo a cabo? Pero hay algo, Señor, que es misión mía y de todos: la de ser Cirineo de los demás, la de ayudar a todos. ¿Cómo llevo adelante la realización de mi misión de Cirineo? Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

6ª Estación: la Verónica enjuga el rostro de Jesús

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Es la mujer valiente, decidida, que se acerca a Ti cuando todos te abandonan. Yo, Señor, te abandono cuando me dejo llevar por el “qué dirán”, del respeto humano, cuando no me atrevo a defender al prójimo ausente, cuando no me atrevo a replicar una broma que ridiculiza a los que tratan de acercarse a Ti.

Y en tantas otras ocasiones. Ayúdame a no dejarme llevar por el respeto humano, por el “qué dirán”. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

7ª Estación: Segunda caída en el camino de la Cruz

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Caes, Señor, por segunda vez. El Via Crucis nos señala tres caídas en tu caminar hacia el Calvario. Tal vez fueran más.

Caes delante de todos… ¿Cuándo aprenderé yo a no temer el quedar mal ante los demás, por un error, por una equivocación?. ¿Cuándo aprenderé que también eso se puede convertir en ofrenda? Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

8ª Estación: Jesús consuela a las hijas de Jerusalén

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Muchas veces, tendría yo que analizar la causa de mis lágrimas. Al menos, de mis pesares, de mis preocupaciones. Tal vez hay en ellos un fondo de orgullo, de amor propio mal entendido, de egoismo, de envidia.

Debería llorar por mi falta de correspondencia a tus innumerables beneficios de cada día, que me manifiestan, Señor, cuánto me quieres. Dame profunda gratitud y correspondencia a tu misericordia. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

9ª Estación: Jesús cae por tercera vez

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Tercera caída. Más cerca de la Cruz. Más agotado, más falto de fuerzas. Caes desfallecido, Señor.

Yo digo que me pesan los años, que no soy el de antes, que me siento incapaz. Dame, Señor, imitarte en esta tercera caída y haz que mi desfallecimiento sea beneficioso para otros, porque te lo doy a Ti para ellos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

10ª Estación: Jesús despojado de sus vestiduras

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Arrancan tus vestiduras, adheridas a Ti por la sangre de tus heridas. A infinita distancia de tu dolor, yo he sentido, a veces, cómo algo se arrancaba dolorosamente de mí por la pérdida de mis seres queridos.

Que yo sepa ofrecerte el recuerdo de las separaciones que me desgarraron, uniéndome a tu pasión y esforzándome en consolar a los que sufren, huyendo de mi propio egoismo. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

11ª Estación: Jesús es clavado en la Cruz

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Señor, que yo disminuya mis limitaciones con mi esfuerzo y así pueda ayudar a mis hermanos. Y que cuando mi esfuerzo no consiga disminuirlas, me esfuerce en ofrecértelas también por ellos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

12ª Estación: Jesús muere en la Cruz

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Te adoro, mi Señor, muerto en la Cruz por Salvarme. Te adoro y beso tus llagas, las heridas de los clavos, la lanzada del costado… ¡Gracias, Señor, gracias! Has muerto por salvarme, por salvarnos.

Dame responder a tu amor con amor, cumplir tu Voluntad, trabajar por mi salvación, ayudado de tu gracia. Y dame trabajar con ahínco por la salvación de mis hermanos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

13ª Estación: Jesús en brazos de su madre

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Déjame estar a tu lado, Madre, especialmente en estos momentos de tu dolor incomparable. Déjame estar a tu lado. Más te pido: que hoy y siempre me tengas cerca de Ti y te compadezcas de mí. ¡Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía! Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

14ª Estación: el cadáver de Jesús pueto en el Sepulcro

Te adoramos, Señor, y te bendecimos, porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Todo ha terminado. Pero no: después de la muerte, la Resurrección. Enséñame a ver lo que pasa, lo transitorio y pasajero, a la luz de lo que no pasa. Y que esa luz ilumine todos mis actos. Así sea. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí.

Padre Nuestro, Ave María y Gloria…

Oración Final

Te suplico, Señor, que me concedas,
por intercesión de tu Madre la Virgen,
que cada vez que medite tu Pasión,
quede grabado en mí
con marca de actualidad constante,
lo que Tú has hecho por mí
y tus constantes beneficios.
Haz, Señor, que me acompañe,
durante toda mi vida,
un agradecimiento inmenso a tu Bondad. Amén

Vídeo

Tercer domingo de San José

Predicación del tercer domingo de San José en la Iglesia del Real Santuario de San José de la Montaña, a cargo del P. Jesús Sanz

Siete domingos dedicados a San José en el Santuario

Comenzamos un nuevo año y como cada mes de enero nos acercamos a los siete domingos de San José. Unas semanas especiales que dedicaremos a profundizar en la figura del santo y que nos ayudarán a preparar su fiesta.

cartel_2015

Imagen

Misa Rociera 2014

El pasado día 8 de Julio celebramos en el Real Santuario de San José de la Montaña la tradicional Misa Rociera de todos los veranos.

La Asociación de San José de la Montaña celebró una comida de hermandad tras la eucaristía y celebraron el inicio de verano y el final de curso.

Real Santuario de San José de la Montaña.

Nuevo Venerable de la Iglesia: Padre Alegre.

Barcelona cuenta con un Santo más.

El Real Santuario de San José de la Montaña y las Madres de Desamparados queremos dar la enhorabuena a las Sevidoras de Jesús del Cottolengo del Padre Alegre y a toda la familia del Cottolengo.

El Vaticano ha reconocido el gran trabajo que hacen estas hermanas en los diferentes hogares que tienen en el mundo nombrando al Padre Jacinto Alegre Venerable de la Iglesia Católica.
El Cottolengo del Padre Alegre es una gran familia, así es como se definen, formada por las Servidoras de Jesús del Cottolengo, los enfermos, los familiares de estos, voluntarios, colaboradores y trabajadores que se unen en el día a día para dar cobijo, alegría y amor a enfermos crónicos.

Padre Jacinto Alegre, Venerable de la Iglesia. Fundador del Cottolengo.
Padre Jacinto Alegre, fundador de los Cottolengos que llevan su nombre

Esta institución nace de la fe del Padre Jacinto Alegre que se inspiró en el apostolado del Santo Italiano San José Benito Cottolengo que en el siglo XIX fundó una serie de centros de atención a moribundos. El Padre Alegre no pudo ver el resultado de su obra ya que falleció en 1930 un año antes de la fundación del Cottolengo que lleva su nombre.

Las Madres de Desamparados comparten con las hermanas Servidoras de Jesús la devoción a Nuestra Señora de los Desamparados

Madre de los Desamparados.
Nuestra Señora de los Desamparados: Madres de Desamparados y San José de la Montaña.

y comparten el objetivo de ayudar a aquellos que justamente están eso: desamparados, y necesitan más atención que los demás. Ese nexo entre Madre Petra de San José y el Padre Alegre hace que los apostolados de las dos Congregaciones sea un mismo camino en la fe y amor. El Padre Alegre y Beata Petra son un ejemplo de darse a aquellos que lo necesitan todo, de entregarse por amor infinito a los demás y de trabajar sin contemplaciones para que la vida de las personas enfermas y/o solas sea digna y feliz.

Beata/Madre Petra San José. Isabel Guerra.
Imagen de Beata Petra de San José.

Es un orgullo para la ciudad de Barcelona que estas dos increíbles personas dejaran su huella en ella. Beata Petra impulsó la construcción del Real Santuario de San José de la Montaña, uno de los edificios modernistas que adornan la ciudad condal. Beata Petra hizo que la ciudad de Barcelona contara con el primer Santuario del mundo dedicado a la devoción a San José. El Padre Jacinto Alegre trabajó y desarrolló su apostolado en esta ciudad y dejó los cimientos para la fundación del primer Cottolengo en España. Hoy las casas del Cottolengo del Padre Alegre se extienden por cuatro paises en dos continentes.

El Cottolengo fue fundado un año tras la muerte del Padre Alegre, impulsado por Don Rómulo Zaragoza y la familia Barba. Estos últimos, constructores y jefes de obra, también participaron en el sueño de Beata Petra de honorar a San José con un gran Santuario.

Es una enorme alegría que se reconozca y se valore el duro trabajo de las Servidoras de Jesús del Cottolengo del Padre Alegre, su amor y devoción es un gran estímulo para todas las Congregaciones y creyentes que entendemos la fe como el trabajo de ayuda y dedicación a los demás.

 

Real Santuario de San José de la Montaña.

Fotos: Procesiónnuestraseñoradelosdesamparados

El 11 de Mayo celebramos en el Real Santuario de San José y la Montaña el día de Nuestra Señora de los Desamparados.

Fue un gran día soleado para acoger a todos aquellos que se acercaron a abrazar a las Madres de Desamparados y San José de la Montaña en su ayuda diaria a los desamparados, recordando el caminó que inició la Beata Petra de San José.

Famila en el Real Santuario de San José de la Montaña se acercan a la Imagen de Nuestra Señora de los Desamparados.
El segundo domingo de mayo es el día de Nuestra Señora de los Desamparados.

Los devotos sacaron en procesión por la explanada del Santuario a la Madre de Dios con autentico fervor. Aunque los actos en honor a María no son tan multitudinarios como los que el Santuario dedica a su patrón, San José, hay que reconocer que los actos en honor a la Madre de Dios están siempre cargados de una belleza y personalidad muy especial para los creyentes.

Procesión en el Real Santuario de San José de la Montaña. Los devotos sacan a Nuestra señora de los Desamparados.
Procesión de Nuestra Señora de los Desamparados.

Festejos por Nuestra Señora de los Desamparados 2014. Barcelona.

Nuestra Señora de Desamparados en el Real Santuario de San José de la Montaña. Barcelona.

Madre de los Desamparados.
Nuestra Señora de los Desamparados: Madres de Desamparados y San José de la Montaña.

* Eucaristías:11h, 12h y 13h.

* Procesión 12:45h.

*Exposición del Santísimo: 17:45h.

*Vísperas y Rosario: 18:30h.

* Bendición y mes de María: 19:15h.

* Eucaristía: 19:30h.

 

Mayo: Devoción del mes de María.

Todas las tardes despues de la bendición del Santísimo.

María: Madre del señor. Madre de los desamparados.
María: Madre.

El Mes de Mayo es el mes dedicado a la Madre del Señor, nos reunimos después de la Bendición del Santísimo en acto de devoción.

Semana Santa en el Santuario de San José de la Montaña. Barcelona.

Sábado de Vigilia Pascual. Feliz Domingo de Resurrección.

La luz de Dios.
La luz de Dios. El triunfo de la vida.

El Evangelio de la resurrección de Jesucristo comienza con el ir de las mujeres hacia el sepulcro, temprano en la mañana del día después del sábado. Se dirigen a la tumba, para honrar el cuerpo del Señor, pero la encuentran abierta y vacía. Un ángel poderoso les dice: «Vosotras no temáis» (Mt 28,5), y les manda llevar la noticia a los discípulos: «Ha resucitado de entre los muertos y va por delante de vosotros a Galilea» (v. 7). Las mujeres se marcharon a toda prisa y, durante el camino, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «No temáis: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán» (v. 10).

Domingo de Ramos en el Real Santuario de San José de la Montaña

Cientos de personas se acercaron, en una mañana soleada y espléndida, al Santuario de San José de la Montaña para comenzar la Semana Santa, con la tradicional bendición de la palma. Coincidiendo con este día, es tradicional celebrar también la jornada de puertas abiertas de los jardines del Santuario, donde se encuentran ubicados los hogares de los 60 niños/as en riesgo de exclusión social que acogen las Madres de Desamparados y San José de la Montaña. Es una manera de dar a conocer y sensibilizar a la gente con la obra social que lleva a cabo la comunidad religiosa.

IMG_9295 IMG_9302 IMG_9306 IMG_9307 IMG_9308 IMG_9309 IMG_9310 IMG_9314 IMG_9315 IMG_9317 IMG_9322 IMG_9324 IMG_9333 IMG_9338 IMG_9340 IMG_9341 IMG_9344 IMG_9350 IMG_9353 IMG_9354 IMG_9357 IMG_9360 IMG_9362 IMG_9363 IMG_9365 IMG_9370 IMG_9371 IMG_9377 IMG_9379 IMG_9387 IMG_9391 IMG_9392 IMG_9393